“El mundo no termina en el 2012 la prueba de ello es que tengo una lata de sardinas que caduca en el 2015”










. Llamó Bencomo a su presencia al adivino y le pregunto por el futuro; esto fue lo que le dijo:


"Llegarán aves blancas y grandes alas por el mar, extrañas huellas cubrirán las arenas de las playas y se cuajará la tierra suelta de los montes. Estará todo dispuesto entonces para que se escuche el cruel sonido de la batalla. Arduo y prolongado será el combate. A su término sólo un terrible despojo será la isla, amargo, como la derrota".
Bencomo no aceptó aquella profecía que hablaba de derrota, por eso mandó a matar a Guañameñe, el adivino. Sin embargo, pronto llegarían a las costas de Añaza galeones de guerra, y la sangre comenzaría a correr.






sábado, 21 de agosto de 2010

Odisea ornitológica.


Esta mañana, me encontraba sentado en los bancos de un paseo que se encuentra cerca del muelle de mi barrio, ojeando EL PAIS y degustando una bolsa de papas fritas.

De inmediato una extraña sensación, como si alguien me observara, me hizo levantar la cabeza del periódico y mirar al frente, y ahí estaban, dos palomas con mirada inquisidora no apartaban la mirada de mi paquete de patatas fritas.


Sin darle importancia, proseguí con la lectura y en un ademán de comerme una patata y una de las palomas voló y se planto a mi lado… JODER, me sentí como Tippi Hedren en LOS PAJAROS de Hitchcock.


Intrigado por el comportamiento de los bichos cuando llegue a casa busque en la WEB y ¡sorpresa!, documentadas ciento de entradas, incluso videos de ataque de palomas

.

Los post hablan de plagas, de erradicación, de comportamientos extraños a causa del calentamiento y una infinidad de historias más, sistemas para cazarlas, para ahuyentarlas e incluso un dossier de enfermedades causadas por los excrementos de los “animalitos”.


Lo cierto es que el comportamiento inofensivo y asustadizo al que estamos acostumbrados esta cambiando, se han convertido en un problema de las ciudades convirtiéndose en una plaga y un foco de infecciones.

Por mi parte, lo solucioné rápido con la edición del periódico que leía, pero que curioso, hasta las jodidas palomas se empeñan en fastidiarte tu día libre.


En fin…. este post no tiene nada de interesante, pero me apetecía escribir mi odisea ornitológica. Venga un abrazo.


Damien.


No hay comentarios:

Publicar un comentario