“El mundo no termina en el 2012 la prueba de ello es que tengo una lata de sardinas que caduca en el 2015”










. Llamó Bencomo a su presencia al adivino y le pregunto por el futuro; esto fue lo que le dijo:


"Llegarán aves blancas y grandes alas por el mar, extrañas huellas cubrirán las arenas de las playas y se cuajará la tierra suelta de los montes. Estará todo dispuesto entonces para que se escuche el cruel sonido de la batalla. Arduo y prolongado será el combate. A su término sólo un terrible despojo será la isla, amargo, como la derrota".
Bencomo no aceptó aquella profecía que hablaba de derrota, por eso mandó a matar a Guañameñe, el adivino. Sin embargo, pronto llegarían a las costas de Añaza galeones de guerra, y la sangre comenzaría a correr.






viernes, 8 de octubre de 2010

EL ENIGMA DE LAS 1.000 MOMIAS.


La cueva de las mil momias un enigma que cabalga entre realidad y leyenda esta considerado como el Grial de los arqueólogos y buscatesoros canarios.

Verdad o ficción lo cierto es que si escarbamos un poco nos sorprenderíamos con la información que encontramos.

Viera y Clavijo [1] en sus escritos da por sentado que dicha cueva se encuentra en el barranco de Herques, barranco que hoy en día delimita el termino municipal de Güímar y Fasnia y que antiguamente delimitaba Güímar y Arico, ya que Fasnia aun no se había emancipado de Arico creando su propio ayuntamiento hasta 1796.

Dámaso Quesada y Chaves [2] sostiene que dicha cueva fue encontrada y varias momias fueron llevadas al Rey Carlos III y otras a varios reinos, incluso presenta el certificado del puerto de Cádiz en el que consta la entrada de una momia Guanche.

Sir Edmund Scory [3] nos habla de una cueva grande situada en Güímar donde sepultaban a los antiguos reyes y nos relata el proceso de embalsamamiento: lo llevaban a una cueva profunda a la que nadie pudiera acceder .Todavía quedan cadáveres de estos que han estado sepultados durante miles de años.

Thomas Nichols [4] ¨era llevado desnudo a una gran cueva, donde era colocado apoyado sobre la pared, apoyado sobre sus propios pies, pero si era de cierta autoridad entre ellos, entonces poseía un bastón en su mano y una vasija de leche ante él .He visto cuevas de 300 de estos cuerpos juntos¨.

Thomas Sprat obispo de Rochester [5] este autor fue comisionado por la Royal Society de Londres en 1663 para escribir la historia de esta sociedad y por su cualidad de medico hizo algunos servicios a los Guanches por los cuales obtuvo permiso para visitar estas cuevas: ¨ obtuvo de ellos permiso para visitar sus cadáveres sepulcrales, espectáculo que no conceden fácilmente y que no se puede conseguir contra su voluntad, sin exponerse al peligro de perder la vida. En efecto, los Guanches conservan con una extrema veneración los cuerpos de sus mayores y pasaba entre ellos por profanación la curiosidad de los extranjeros. Hallándose, pues, el autor en Güímar contó en una sola cueva de 300 a 400 cuerpos, unos de pie y otros tendidos sobre ciertos catrecillos de madera¨.

Pasando de puntillas por este tema, estas son las menciones mas interesantes, he desechado a los Historiadores de la iglesia como pueden ser Espinosa y Galindo ya que mi opinión personal es que estos señores suelen mezclar la realidad con religión (léase todo lo referente a la aparición de la virgen en las playas de Güímar) ¿milagros o engaños a los aborígenes para facilitar su cristianización?

En principio les diré que actualmente en todo Güímar no se ha descubierto ninguna cueva con la envergadura para alojar a mil momias, tal ves a modo de repisa en las paredes laterales de los tubos volcánicos si, ya que todas las cuevas del lugar son eso, tubos volcánicos, y por las explicaciones que dan estos historiadores y la posición vertical, que dicen que se encontraban las momias me parece extraño.

En fin, algún día quizá alguien con presupuesto sobrevuele Güímar en globo o avión con una cámara Flir B20 ThermaCam, que mide la temperatura de aquello a lo que enfoca, y muestra la imagen en una pantalla.

Las entradas de las cuevas tienen firmas térmicas identificativas que varían de una cueva a otra, dependiendo de la configuración interna de la cueva, el tipo de roca, la estación del año y la hora del día.

En el interior de una cueva, en lo que se conoce como “zona oscura” porque nunca la alcanza la luz solar, la temperatura de las paredes permanece constante, día y noche, y a lo largo de todo el año. Sin embargo, la superficie rocosa alrededor de la entrada de la cueva sufre cambios térmicos de gran amplitud según es calentada por el sol durante el día, y libera el calor almacenado durante la noche. En la roca junto a la entrada de la cueva se producen ciclos térmicos similares a los de la superficie rocosa del exterior, pero amortiguados por la interacción con el aire caliente del interior de la cueva, cuya temperatura es casi constante.

Hasta entonces tendremos que quedarnos con esta incógnita.

Otro dato, los nativos de la zona creen que esta cueva no ha sido expoliada, que se conserva intacta y que no esta precisamente en el barranco de Herques.

Y como diría mi amigo Fran: ¡! Hasta aquí lo veraz ¡!

Cuenta la leyenda que después de la conquista que a finales del siglo XV un grupo de guanches consciente de la inminente derrota y el inminente cambio de su forma de vida frente al empuje de las tropas castellanas se reunieron en Tagoror (consejo) y tomaron la decisión de desenterrar las momias dispersas por todo el Menceyato y ocultarlas en una misma cueva.

El paradero de dicha cueva permanecería en el más absoluto secreto y el cual en el caso de ser revelado se castigaría también con una pena secreta también envuelta en un absoluto misterio (¿quizás una maldición? )

En ese instante se crearon dos sagradas tradiciones, la primera fue que un elegido descendiente de Guanches y no alzado guardaría la entrada de dicha cueva sin entrar jamás en ella, por si le seguían, tendría que ser un pastor ya que esta seria la tapadera perfecta, para visitar a diario la entrada de la cueva.

Otro requisito fue que nunca se casaría con una mujer que no fuera descendiente Guanche y que engendraría un hijo varón que siguiera con esta sagrada tradición por los siglos de los siglos.

La segunda tradición fue que después de haber elegido un guardián y sin que el supiera la identidad, se elegiría a otro miembro que tendría la misión de vigilar a el primero, para que cumpliera con su cometido y en el caso de que el primero desatendiera sus deberes, este seria en encargado de ejecutar la pena severa y de buscar un nuevo suplente.

Al igual que el otro este debería de casarse con una descendiente de Guanches y pasar el relevo a su primogénito de igual manera, ambos deberían integrarse como ciudadanos de pleno derecho en la nueva sociedad que emergía después de la conquista de Tenerife.

Derepente me viene a la cabeza una frase que me dijo un día una amiga:

¨ Las gentes de Güímar callan cosas ¨, quien sabe quizá los descendientes de estos Guanches aun pululen por estos Lares o simplemente se trate de respeto a los muertos, de todos modos, las leyendas, aunque sean ficción, siempre son mas románticas.

Damien.

FUENTE: LA CUEVA DE LAS 1000 MOMIAS

[1] Viera y Clavijo HISTORIA DE NUESTRAS ISLAS, 1763

[2] Dámaso Quesada y Chaves HISTORIA ILUSTRADA Y PUENTE AMERICANO, 1728-1798

[3] Sir Edmund Scory DESCRIPCION DE TENERIFE, 1577-1626

[4] Thomas Nichols PLEASANT DESCRIPTION OF THE FORTUNATE

[5] Thomas Sprat HISTORIA DE LA ROYAL SOCIETY DE LONDRES, 1635-1713.

2 comentarios:

  1. ...que las momias sigan guardadas por los siglos de los siglos...
    Ahul fell-ak amidi

    ResponderEliminar
  2. La cueva de las mil momias. Desde mi niñez, durante más de treinta años soné con una cueva así. El sueño se repitió tantas veces que conocía cada rincón de la cueva. Más que un sueño era como una premonición. Estaba ubicada en una montaña muy especial para mí, sagrada para nuestros ancestros, en la que pasé muchas horas. Nunca, hasta hoy, había comentado esto, porque para mí también: "que las momias sigan guardadas por los siglos de los siglos..."

    ResponderEliminar